La comida es la fuente principal de los problemas de salud actuales, pero al mismo tiempo la comida es también la solución. Hay una serie de desventajas con la dieta de ahora, porque en las dietas no hay ninguna fórmula o una estrategia de "UNA" talla para todos. Cada vez hay más pruebas que demuestran que la mala alimentación y la inflamación crónica son perjudiciales para la mayoría de los órganos.

Factor dieta

La selección ideal de la dieta dependerá del tipo de enfermedad que desee mejorar. Uno de los métodos más significativos para cambiar su estilo de vida y sus hábitos alimenticios es cambiar el tipo de tentempiés que come. Los tentempiés saludables pueden ayudar a reducir tu consumo de calorías y aumentarán tu ingesta nutricional. Una lista de aperitivos saludables es importante para que seas consciente de lo que es aceptable o no, especialmente en el caso de que tengas que tomar decisiones conscientes sobre una dieta saludable.

Algunas de las ventajas de tener una lista de tentempiés saludables es que tienes la posibilidad de saber qué estás merendando. Los tentempiés saludables son sanos para que disfrutes de una mejor salud y te sientas con más energía. La lista de tentempiés ideal tiene menos calorías que los tentempiés dulces, salados y poco saludables; además, te permiten perder peso y mantenerlo.

Frutas

Una de las opciones de tentempiés más populares que son a la vez nutritivas y deliciosas es la fruta. Las frutas contienen azúcares naturales, lo que las hace deliciosas y funcionan como un sustituto sobre todo cuando se busca algo dulce para comer. Contienen una buena cantidad de agua que es fantástica para mantenerte hidratado y para desintoxicarte si es necesario. Tienen una alta proporción de nutrientes, como las vitaminas, que son buenas para tu cuerpo y tu piel, y las frutas son una fantástica fuente de energía duradera.

Esta lista de aperitivos debería incluir manzanas, plátanos, melocotones, cítricos, mangos, sandías, melones, fresas, arándanos, moras y muchos más. La mayoría de las bayas contienen antocianinas que les proporcionan su color azul intenso. Estos son los pigmentos que combaten la inflamación y mantienen limpios los vasos sanguíneos. Las frutas frescas y las secas tienen casi el mismo valor nutricional, por lo que se pueden consumir ambos tipos. Es mucho mejor optar por la fruta fresca que por la fruta en conserva, ya que la fruta fresca no tiene aditivos ni conservantes y, por lo general, no tiene exceso de azúcar.

Verduras

Otra opción para incluir son las verduras, que son una fantástica combinación con la fruta. Las verduras tienen un montón de nutrientes y una gran cantidad de fibra que te mantiene saciado durante más tiempo y ayuda a los movimientos intestinales. Entre otros muchos beneficios, mejoran el tono y la textura de la piel y ayudan a reducir el peso. Esto se debe a que apenas tienen calorías y te llenarán más. Una lista de aperitivos vegetales saludables incluye apio, zanahorias, brócoli, guisantes, judías, tomates, coliflor, calabaza, calabacín, pepinos y pimientos, además de otras verduras. Es lamentable que una media de 4 de cada 6 personas descuide el consumo de verduras a diario, lo que significa perderse las mejores y más fáciles medidas de salud.

Se sabe que las verduras y las frutas refuerzan nuestro sistema inmunitario y lo mantienen fuerte. Hay muchas formas inteligentes de mejorar tus aperitivos de frutas y verduras, pon a prueba tus habilidades y sé creativo.

Nueces

Entre los diferentes alimentos de la lista de aperitivos saludables se encuentran los frutos secos y los cereales integrales. Los frutos secos tienen un alto contenido calórico, pero también contienen aceites buenos que son cruciales para el buen crecimiento del cabello, la piel y las uñas. Además, te mantienen saciado para que no te sientas tentado por caprichos poco saludables. Lo ideal es comer frutos secos sin sal o comer muchos a la vez, sobre todo si estás vigilando tu peso. Como los anacardos, los cacahuetes, las nueces, las nueces de macadamia, las nueces de Brasil y muchos más.

Además, en la lista de productos y bebidas lácteas, puede incluirse el queso lácteo bajo en grasa, el yogur natural, los batidos de verduras y frutas y los zumos de frutas frescas hechos por uno mismo. Los productos lácteos como la leche, el queso y el yogur son una fantástica fuente de calcio. Además, tomar algunos vasos de agua entre horas te mantiene hidratado y no contiene calorías. Aléjate de los refrescos, las colas, las bebidas saludables y los zumos de frutas de las estanterías de las tiendas.