¿Recuerda cuándo fue la última vez que disfrutó de su trabajo? Organizar el trabajo del día. Planifica tus expectativas para el día y organiza la lista de tareas de forma efectiva, lo que hará que tu día sea exitoso y mantendrá tu mente en paz. Prepararse temprano. Levántate temprano por la mañana para tener tiempo suficiente para prepararte para el día. Así te sentirás más relajado para hacer tus trabajos matutinos de buen humor.

Toma nota

  • Desayunar bien. Tu desayuno debe ser saludable. Tomar regularmente vitamina C, vitamina A, ácido fólico y zinc. Estos son algunos elementos vitales para reducir los efectos negativos que causan estrés al sistema inmunológico. Los alimentos ricos en vitamina C; por ejemplo la naranja, el limón, la guayaba, el kiwi, las moras, las frambuesas, etc. son la mejor opción.
  • Establece prioridades.Puede que haya una serie de trabajos que hacer, pero debes priorizar tu trabajo para realizarlos de forma inteligente. Te sentirás orgulloso y podrás estar de mejor humor.
  • Delegue tareas. Confíe en sus empleados y delegue responsabilidades. Esto les animará y motivará, además de aliviar su estrés laboral.
  • Controla tu teléfono. Si tienes que hacer varias llamadas telefónicas, intenta agruparlas todas porque las llamadas individuales suelen hacer perder más tiempo.
  • Dedica tiempo a pensar. Tienes que hacer muchas cosas de forma eficaz. Tómate un tiempo para analizar y reflexionar sobre lo que estás haciendo y cómo hacerlo de forma eficaz.
  • Haz descansos. Para reducir la fatiga mental y reenergizar tu resistencia, es importante que te tomes un descanso al menos una vez por hora. Puedes levantarte, estirarte y pasear por la oficina.
  • Mantén tu escritorio ordenado. No comas en tu mesa. Aumentarás tu productividad y, al mismo tiempo, te sentirás fresco.
  • Hazte un automasaje. Si sientes dolor de cabeza o tienes demasiada tensión en hombros, cuello y brazos, no dudes en tomarte entre 5 y 10 minutos para hacerte un automasaje en las manos. Debes hacer presión con el pulgar derecho sobre el lado izquierdo y luego con la mano contraria. Haz más presión en la parte interior de la mano, justo debajo del pulgar.
  • Toma una infusión relajante. Puede ser cualquier otro tipo de té o té verde. Te refrescará la mente. Escuchar música. Durante un rato, puedes escuchar tu música favorita y sentir que te relajas.
  • Reír y hacer reír. La risa es uno de los mejores remedios para el estrés. Ríete en varias ocasiones y haz que los demás participen en el proceso.
  • Respira con calma. Cuando sientas mucha presión, respira lentamente por la nariz y arranca el aire por la boca. Permite que tus pulmones y tu cerebro se asienten del oxígeno suficiente para enviar la orden de mantener todo tu cuerpo en calma.
  • Toma agua. Beber agua ayuda a calmar la ansiedad y a reducir la tensión que te ayuda a mantenerte hidratado. Coloca plantas alrededor. Algunos estudios sugieren que las plantas en el espacio pueden ayudar a reducir la presión arterial y aliviar el estrés.
  • Ejercicio práctico. Los estudios científicos han demostrado que el ejercicio ayuda a prevenir el estrés y la ansiedad. Además, el ejercicio mejora el aspecto físico, estimula la producción de endorfinas, sustancias naturales de nuestro cuerpo que favorecen el buen humor. Se recomienda realizar 30 minutos de actividad física de intensidad moderada, como caminar, correr, nadar, montar en bicicleta o bailar.
  • Manténgase positivo y desconectado. Olvídate de lo que ocurre en la oficina. Busca distracciones como ver una película divertida o leer un libro interesante. Asiste a eventos que te resulten atractivos y consigue todo lo que quieras en tu tiempo libre sin pensar en el trabajo.
  • Date un baño. Relájate con un baño caliente por la noche; es una forma estupenda de preparar tu cuerpo para el sueño mediante la relajación. Apaga las luces y pon unas velas alrededor de tu bañera para generar una atmósfera de tranquilidad.
  • Duerme lo suficiente. Si vives de forma frenética te sentirás agotado y estresado. Asegúrate de dormir lo suficiente. Así te despertarás renovado por la mañana para tener un gran día.