A medida que vaya mejorando su programa de nutrición e implementando modificaciones para lograr una mayor salud, algo que tendrá que hacer es asegurarse de que está obteniendo suficientes grasas saludables en su plan de alimentación. Muchas personas pasan por alto las grasas saludables ya que el énfasis tiende a ser más en la proteína y el tipo de carbohidratos que consume cuando se trata de cambiar su composición corporal.

Tenga en cuenta

Pero hay que tener en cuenta las grasas saludables. Asegúrate también de no caer en la trampa de comer el mismo tipo de grasa, por ejemplo, aceite de oliva, una y otra vez.

  • Grasas energizantes. En primer lugar, lo mejor de las grasas de coco es que aportan una dosis saludable de energía a los tejidos musculares que tanto trabajan. A diferencia de muchas grasas que se digieren muy lentamente en el cuerpo, las grasas saludables se digieren a un ritmo rápido, por lo que pueden ofrecer la energía que necesitas cuando la necesitas. Si usted está en un plan de alimentación de carbohidratos reducidos para ayudar a maximizar el potencial de quema de grasa de su cuerpo, el aceite de coco puede ayudar a asegurarse de que usted no se siente que la caída tan a menudo acompaña a un enfoque de disminución de carbohidratos.
  • Mejora de la respuesta inmunitaria. A continuación, los triglicéridos de cadena media, que es de lo que están hechas las grasas saludables, también pueden ser excelentes para fortalecer su sistema inmunológico. Consuma estos, y podrían ayudarle a recuperarse más rápido entre las sesiones de ejercicio, viendo mejores resultados. Mantener el sistema inmunitario sano es esencial para sentirse bien en todo momento.
  • Delicioso sabor cremoso. La leche de coco también proporciona un delicioso sabor cremoso que añadirá un gran sabor a cualquier receta en la que la utilices. 4. Versatilidad. Por último, la leche de coco también es flexible. Está disponible para su compra en variaciones de grasa total además de ligera, por lo que no supone ningún esfuerzo incorporarla a tu dieta diaria según lo desees. Además de eso, puedes incluso utilizarla para preparar nata montada de coco dando la vuelta a la lata del frigorífico, escurriendo el líquido y batiendo después la nata restante. Esto la convierte en una maravillosa opción a la hora de preparar cualquiera de sus sabrosas pero saludables recetas de postres. No pase por alto la leche de coco nunca más. Es una excelente adición a tu plan de alimentación que seguro disfrutarás.