El sistema inmunitario merece ser reconocido por todo lo que hace. Aunque no es ideal ni capaz de defenderte de todos los virus o bacterias, en general puede combatir los gérmenes y mantenerte sano. Algunas personas tienen sistemas inmunitarios más débiles que otras, pero en realidad los individuos pueden debilitar sus sistemas inmunitarios sin entenderlo.

Estilo de vida

Un estilo de vida o una dieta inadecuados pueden tener un impacto negativo en todo el organismo y, finalmente, en el sistema inmunitario. Tu cuerpo cuida de ti, así que es lógico que le devuelvas el favor. ¿Cómo puede hacerlo? Bueno, hay alimentos, prácticas y regímenes dietéticos particulares que pueden ayudar a mejorar de forma natural su sistema inmunológico. Aquí están las seis mejores maneras de hacerlo. El sueño es el medio natural del cuerpo para regenerarse. Si te quedas despierto hasta tarde jugando o evaluando las redes sociales en tu teléfono o tableta, puedes interrumpir tu patrón de sueño.

Falta de sueño

Puede provocar fatiga y un sistema inmunitario debilitado, lo que le hace más propenso a enfermar. Cuando el cuerpo no descansa, aumenta la producción de cortisol, una hormona del estrés que puede suprimir la función inmunitaria. Intenta dormir al menos 7-8 horas por noche, o haz una siesta por la tarde en caso de que te acuestes tarde. Esto parece fácil, pero puede ser difícil para muchas personas. Dependiendo de cómo se haya criado el individuo, puede creer que ciertos alimentos son saludables cuando realmente no lo son.

Nutrición

Los alimentos procesados, la comida basura, la carne, los productos lácteos, los azúcares refinados, los sabores artificiales y las grasas trans causan estragos en el cuerpo humano y pueden perjudicar las funciones corporales adecuadas. Si adoptas una dieta más vegetariana, podrás encontrar los nutrientes adecuados que necesitas para mantener tu cuerpo sano. Además de comer de forma saludable, intente hacer ejercicio con regularidad, controle la presión arterial, evite fumar y mantenga un peso saludable. Cuando una cosa de tu cuerpo no funciona correctamente, el resto de tus órganos y sistemas no pueden funcionar correctamente.

Muchos problemas de salud pueden suponer una carga para el cuerpo, por lo que realizar una limpieza puede beneficiar a todo el organismo. Al eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo, sus órganos y sistemas pueden funcionar más correctamente y dejarle sintiéndose más sano en general. Tomar el sol no sólo es relajante, sino que además hace que la piel produzca vitamina D, que refuerza el sistema inmunitario. Sin embargo, exponerse demasiado al sol puede provocar quemaduras, daños en la piel e incluso cáncer de piel si no se toman medidas de protección. Si no eres una persona que se expone al sol, puedes tomar un suplemento de hierbas para obtener tu dosis diaria de esta gran sustancia.

Risas

¿Cómo ayuda la risa a su sistema inmunitario, se preguntará? Pues bien, la risa y la sensación general de felicidad pueden reducir los niveles de estrés y propiciar un sueño saludable, dos factores cruciales para un cuerpo sano. Como dice el viejo refrán: la risa es la mejor medicina. Por no hablar de que te subirá la moral al reforzar tu sistema inmunitario. Tus glándulas suprarrenales se sitúan encima de los riñones y modulan el trabajo hormonal en el cuerpo. Los factores estresantes modernos pueden poner a tus suprarrenales a tope y hacer que se fatiguen. Cuando las glándulas suprarrenales se recuperan, también lo hace el sistema inmunitario. Mantén tus suprarrenales sanas reduciendo el estrés y comiendo alimentos ricos en antioxidantes.